Visitas

domingo, 8 de mayo de 2011

Una extraña para ti

Ayer estuve paseando por tu barrio, y vi todas esas casas, tiendas y parques cerca de tu edificio.
Me pareció vernos sentados en aquel banco bajo tu ventana.
Me pareció vernos besándonos en el parque.
Me pareció ver que me comprabas el desayuno en esa tienda, porque yo era demasiado gandula como para levantarme aquel domingo.

Pero luego te vi., dejabas tu apartamento. Pasaste justo a mi lado sin mirarme si quiera. Soy solo una extraña para ti y eso es lo que siempre seré.